Usa estos enlaces para comprar en Amazon: ES, FR, UK, DE, IT, USA. Ayudarás al blog de manera sencilla.

sábado, 17 de febrero de 2018

ANÁLISIS - Titanfall 2 (Campaña)

GÉNERO: Acción 
DESARROLLADORA: Respawn Entertainment 
DISTRIBUIDORA: Electronic Arts 
VERSIONES: PC, PS4, Xbox One 
FECHA DE LANZAMIENTO: 28.10.2016 
VERSIÓN ANALIZADA: PC

OBJETIVO CUMPLIDO


Jugando recientemente a la campaña de Battlefield 1, me llevé una decepción más que notable. Tanto es así, que recordaba, incluso con cierta añoranza, los tiempos de las palomiteras y scripteadas campañas de la saga Modern Warfare. El grado de mediocridad al que hemos llegado hace que experiencias simplemente decentes, sean recordadas como buenas. Como dice el refrán, en el reino de los ciegos el tuerto es el rey, y en cierta manera la campaña de Titanfall 2 se siente un poco de esa manera. Sin ser nada del otro mundo, es capaz de ofrecer alguno de los momentos más gratificantes que nos ha dado una campaña de este tipo últimamente.


He de reconocer que el trasfondo argumental me ha pasado totalmente desapercibido. Hay un batiburrillo de nombres y corporaciones que seguramente serán familiares para los jugadores del primer Titanfall, pero si lo juegas de "nuevas" como es mi caso, el juego no se esfuerza en ponerte en contexto. En resumidas cuentas, toca ponerse en la piel del fusilero John Cooper, el cual tras un accidentado enfrentamiento contra la IMC, aparece en el planeta Typhoon junto al titán BT-7274 perteneciente al sargento de tu escuadrón, fallecido en combate. A partir de ahí comienza una relación bastante chula entre Cooper y el titán, que sin llegar a la suela de los zapatos de un The Last Guardian, consigue arrancarnos algún que otro sentimiento. Luego la historia de lucha contra el IMC está por ahí pululando, pero sin duda es de lo menos inspirado del juego.

Tampoco el inicio de la campaña es especialmente atractivo, diría más, la primera hora de la misma es, directamente, mala. Parece una especie de tutorial sin demasiado sentido del ritmo, en el que se intenta crear ese vínculo entre ambos personajes a costa de encargos poco atractivos. Ve allí y coge una célula de energía, vuelve y ponla en el titán, vete a buscar otra...  Un poco coñazo, sinceramente. Sin embargo, una vez superado ese mal arranque, el juego da un cambio radical que se mantiene durante resto de la campaña. Se nota, y mucho, que una parte importante de los trabajadores de Respawn Entertainment proceden de la antigua Infinity Ward, los creadores de los mejores momentos de la saga Call of Duty. La campaña de Titanfall 2 tiene un "feeling" terriblemente parecido, tanto en el ritmo de la acción, como en la estructura y diseño de los niveles, que buscan la espectacularidad por encima del resto de apartados. Aquí no hay concesiones al realismo o a la libertad de movimientos, sino que todo está pensado para hacerte partícipe de una buena peli de acción, en la que tú eres el protagonista. Scripts por aquí, explosiones por allá, y un montón de disparos contra enemigos de todo tipo. Y teniendo en cuenta cómo está actualmente el género, tampoco hay que pedirle mucho más.

No obstante en Titanfall 2 también hay sitio para buenas mecánicas que, si bien no son novedosas, están correctamente ejecutadas. El hecho de que el personaje principal pueda realizar saltos enormes y correr por las paredes, ha propiciado algunas secciones de plataformas la mar de interesantes. Resulta sorprendente lo bien que funciona la mecánica en un shooter de este tipo, y se termina echando de menos más momentos así. Igualmente atractivos son los combates entre titanes. El control de estos bichos se nota muy diferente al de Cooper. Son más lentos y pesados, pero a cambio ofrecen un poder de destrucción tremendo, que has de aprovechar sobre todo contra titanes especiales, en una suerte de jefes finales la mar de divertidos. A diferencia de controlar al soldado raso, cuyo armamento disponible suele ser muy parecido entre sí, el de los titanes es muy diferenciado y poseen con técnicas especiales, que confieren cierto toque estratégico a los combates. No todo consiste en disparar como un loco, también hay que aprovechar las distintas posibilidades de cada arma, y activar los golpes especiales para "desgraciar" al enemigo lo más rápidamente posible.
Las buenas noticias no acaban aquí. El juego se atreve a plantear paradojas temporales, mediante una mecánica jugable, que te permite cambiar de línea temporal no solo durante un paseo por el escenario, sino también en mitad del combate. Dicha mecánica propicia momentos muy interesantes, como el hecho de que te estén friendo a balazos en una época, para acto seguido cambiar a la otra, recargar energía, y volver con más fuerza que nunca. Lo único criticable de esta mecánica, es que su uso se limita a un par de niveles de la campaña, y una vez la has probado, se echa de menos en el resto de la aventura.


En la época que nos encontramos, todos tenemos claro que estas campañas son un mero complemento al modo multijugador, y la de Titanfall 2 no solo cumple al respecto, sino que se hace valer gracias a unas ideas bien ejecutadas. Ni siquiera ha sido necesario ofrecer un apartado técnico maravilloso. De hecho es bastante parco en este sentido, y salvo algún modelado algo más elaborado, y un mayor detalle en las texturas, bien podría pasar por un juego de la generación anterior tan ricamente.  Y por lo que se ve, no hace falta más para disfrutar de una campaña para un jugador decente: buenas mecánicas y un diseño de niveles medianamente cuidado, es lo que pedimos en un producto de este tipo, y Titanfall 2 nos lo ha dado.

LO MEJOR 
Mecánicas variadas y bien ejecutadas.

LO PEOR 
Muy sencillo incluso en la dificultad más elevada.

7/10

Creeping.

No hay comentarios:

Publicar un comentario