Usa estos enlaces para comprar en Amazon: ES, FR, UK, DE, IT, USA. Ayudarás al blog de manera sencilla.

sábado, 15 de diciembre de 2018

ANÁLISIS - Thimbleweed Park

GÉNERO: Aventura gráfica 
DESARROLLADORA: Terrible Toybox
DISTRIBUIDORA: Terrible Toybox 
VERSIONES: Android, iOS, Nintendo Switch, PC, PS4, Xbox One
FECHA DE LANZAMIENTO: 30.03.2017 
VERSIÓN ANALIZADA: PC


TRIBUTO A UNA ÉPOCA INOLVIDABLE


Que el género de la aventura gráfica vivió sus mejores tiempos hace ya más de dos décadas, es un hecho impepinable. Pero no por ello han dejado de salir nuevos títulos de manera esporádica, y alguno de ellos con una calidad innegable, aunque eso sí, cosechando menor repercusión que antaño. No es de extrañar que aquellos desarrolladores que sentaron las bases del género, hayan tenido que tirar de procesos de financiación como kickstarter para dar rienda suelta a su creatividad. De esta manera Tim Schafer pudo crear una de las mejores aventuras gráficas de la actualidad como fue Broken Ageun título que supo aglutinar lo mejor que dio el género durante la segunda mitad de los años 90. Y de nuevo gracias a kickstarter nos encontramos con este Thimbleweed Park, un proyecto liderado nada menos que Ron Gilbert, el genio detrás de Maniac Mansion y Monkey Islandque recupera no solo la estética de aquellos títulos, sino también el fabuloso diseño de puzles.


El argumento del juego nos traslada a Thimbleweed Park, una pequeña localidad de apenas ochenta habitantes, en la que se acaba de producir un misterioso asesinato que, como puedes imaginar, deberás resolver. La aventura te pone a los mandos de nada menos que cinco personajes, cada uno de ellos con su propio trasfondo, motivaciones e inventario que has de combinar. Dos policías, una joven programadora, un payaso e incluso un fantasma, son los protagonistas de una historia surrealista, larga y con abundantes toques de humor marca de la factoría Lucas. Las referencias a los clásicos de la mítica compañía están a la orden del día, ya sea en forma de diálogos, o puzles. De hecho el juego no hace nada por disimularlas, sino todo lo contrario, más bien las potencia para sacarte una sonrisilla en plan "leche, esto ya lo he visto antes". Si el juego nació como un homenaje, ¿por qué ocultarlo?


Hacer una buena aventura gráfica lleva tras de sí un trabajo de diseño que pocos estudios son capaces de desarrollar. No se trata de poner unos objetos por aquí, unos personajes por allá, e intentar encajar todo de la manera que sea, como desgraciadamente ocurre en otros géneros, véase el sandbox. Hay que ser muy cuidadoso en no frustrar al jugador, en proponer situaciones alternativas para evitar los temidos atascos, y todo ello ensamblarlo adecuadamente para que, al final del día, te sientas como un tipo listo que ha conseguido desenmarañar un puzle tocho. Y esto, amigo, lo hacían de lujo las aventuras gráficas de Lucas. Thimbleweed Park es un heredero directo de aquella corriente para todo lo bueno, y para lo malo, que sinceramente es muy poco. Algunos puzles pueden resultar complejos para los estándares actuales de dificultad, pero es una aventura perfectamente calibrada que supone un pequeño desafío para el jugador clásico, y al mismo tiempo ofrece un sistema de pistas muy elaborado para los más impacientes, e incluso un modo de dificultad más rebajado si eres novato en el género. Recomiendo encarecidamente jugarlo en su dificultad original, porque es ahí cuando se aprecia el excepcional trabajo realizado en el diseño de puzles.

Además, estamos ante una aventura larga con un montón de escenarios que explorar. Me ha sorprendido gratamente la variedad de entornos que hay, y cómo a mitad del juego se abre el típico mapa cenital desde el que desplazarse por las distintas estancias de una manera rápida y sencilla. Y créeme que vas a hacer uso de él de manera asidua. Que si prueba el objeto de un personaje por aquí, que si llévale un objeto al otro personaje que está en la otra punta del pueblo... Puede sonar un poco rollo, pero en la práctica no lo es en absoluto. Hay tantos frentes abiertos en todo momento, que nuestra mente no para de imaginar los usos más variopintos a los objetos del inventario. Prácticamente todos los puzles obedecen a una lógica aplastante, demostrando que se puede conseguir una aventura compleja sin necesidad de tirar de "mala leche" ni de usos absurdos de objetos. Thimbleweed Park no solo se limita a copiar, también hace por mejorar los aspectos más criticados de los clásicos.

Y siguiendo con lo clásico, si eres un poco mayorcito -por no decir viejuno- y te gusta el género, bastará un simple vistazo a las capturas que acompañan este artículo para ver claramente de donde viene su aspecto gráfico. El parecido estético con Maniac Mansion es más que evidente: muñecos cabezones, cuerpos pequeños, pantalla partida con un menú de acciones... Eso sí, los nuevos tiempos se dejan notar con un uso del color infinitamente más generoso, un montón de animaciones adicionales, y un desplazamiento de pantalla con varios planos de scroll que en la época hubiese sido poco menos que una fantasía. Se siento añejo y al mismo tiempo bonito de ver. La aventura está acompañada en todo momento de una banda sonora estupenda, y voces en inglés con sus correspondientes subtítulos en castellano, rótulos incluidos, lo que es un detalle tratándose de un producto con orígenes kickstarter.


Da cierta pena comprobar cómo juegos de este tipo salen con cuenta gotas y gracias a "mecenazgos", porque visto lo visto, Ron Gilbert y compañía siguen en plena forma. Thimbleweed Park es un homenaje de principio a fin de aquellas aventuras gráficas que pusieron los cimientos de lo que a la postre, sería la mejor época del género. Su estética, sus puzles, sus personajes, sus diálogos... Todo está pensado para hacerte revivir sensaciones que habían sido olvidadas en la actualidad, y además lo hace respetando sus orígenes y potenciando todo aquello susceptible de ser mejorado. Lo mejor que puedo decir de esta aventura gráfica es que, si hubiese salido hace treinta años, hoy en día lo recordaríamos como una de las grandes del género.

LO MEJOR
Un diseño de puzles sensacional.
Capta y mejora la estética ochentera.
Una aventura larga y compleja.

LO PEOR
La gestión del inventario entre personajes.

10/10


Creeping.

4 comentarios:

  1. Enorme análisis... salivando me tienes xD

    Otro que cae seguro en las ofertas navideñas, bueno y aunque no esté de oferta...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si te gustan las aventuras clásicas, es una compra casi obligada. Seguro que durante las ofertas navideñas se pone a 10€ o menos.

      Saludos.

      Eliminar
  2. Muy buen análisis (me has obligado escribir para recalcarlo). Yo tengo la edición física coleccionista y es una pasada de juego. Aunque actual, ya se ha ganado el título de joya clásica...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Dreamer. Efectivamente, un pedazo de aventura gráfica como pocas se hacen hoy en día.

      Eliminar