Usa estos enlaces para comprar en Amazon: ES, FR, UK, DE, IT, USA. Ayudarás al blog de manera sencilla.

sábado, 19 de enero de 2019

ANÁLISIS - Castlevania: Lords of Shadows 2


GÉNERO: Acción
DESARROLLADORA: Mercury Steam 
DISTRIBUIDORA: Konami 
VERSIONES: PC, PS3, Xbox 360 
FECHA DE LANZAMIENTO: 25.02.2014 
VERSIÓN ANALIZADA: PC


TIEMPO PARA LA REDENCIÓN


Me encontraba expectante ante el final de la trilogía iniciada con el excelente Lords of Shadows, y no tanto por ver el desenlace final de una prometedora historia, sino por la tibia recepción que tuvo en los medios especializados. El juego recibió algunas notas extremadamente bajas que ridiculizaban sin compasión muchas decisiones de diseño, lo que produjo declaraciones no especialmente afortunadas de su productor, Enric Alvarez. Salseo en estado puro que enturbió lo que debería haber sido el broche de oro a una trilogía con entidad propia dentro de la saga. Quizá todo ese ruido mediático haya echado para atrás muchos posibles compradores, y sería una verdadera lástima porque más allá de opiniones favorables o negativas, todas ellas respetables, Lords of Shadows 2 me ha parecido un juegazo.


El lanzamiento de la obra de Mercury Steam coincidió con las últimos días de la pasada generación. Una generación larga a la que muchos estaban deseando enterrar para centrarse en nuevas y mejores experiencias. Sin embargo LoS 2 es un juego de concepción clásica, un "hack & slash" de libro que no tiene misiones secundarias, que no es un mundo abierto, y que pasa, por así decirlo, de las modas del momento. Es una aventura de carácter lineal -con algún que otro ligero matiz- que basa gran parte de su atractivo en un completo sistema de combate, momentos de exploración para conseguir mejoras, y puzles de carácter sencillo pero bien integrados en la historia. Todo ello se apoya en un fuerte componente argumental que recupera unos cuantos personajes de las anteriores entregas, y que narra la lucha de Gabriel Belmont por evitar la destrucción de nuestro mundo ante la llegada del mismísimo Satanás. Es la culminación del viaje de aquel Gabriel que comenzó sus andanzas como un ser de Luz, y que por diferentes avatares del destino, se convirtió en Drácula.


El control del señor de las Tinieblas sigue siendo tan preciso como en la primera entrega, con el importante añadido de que ahora también poseemos el control de la cámara, lo que además de ganar un punto de espectacularidad, facilita tanto el combate como las secciones de exploración y plataformas. Estas últimas no son especialmente complejas, ya que recurren a la práctica de dejarte saltar y agarrarte solo a determinados puntos del escenario. El juego se desarrolla tanto en el presente como en el pasado, y ambas ambientaciones tienen en común la grandilocuencia de sus entornos, cuya linealidad ha quedado perfectamente enmascarada por un trabajo artístico de primer nivel. Se sienten enormes, pero la realidad es que están en la línea del género. Llegado un momento de la aventura, se te presenta una sala de mapas que te deja ir de un una localización a otra rápidamente, por si quieres revisitar escenarios anteriores en busca de secretos y mejoras para Drácula. Se nota que es un título más abierto que sus predecesores, sin llegar ni de lejos, al concepto de mundo abierto. Y bien que así sea, porque la fórmula utilizada sigue siendo la más adecuada para el género al que pertenece.

El sistema de combate vuelve a hacer hincapié en la ejecución de combos con diversas armas, en el uso apropiado de las magias, y en saber esquivar o bloquear los golpes del rival para ejecutar un contraataque letal. Más que ofrecer decenas de combos diferentes, que los hay, el juego quiere premiar la cantidad de veces que ejecutas un combo, potenciándolo y añadiendo nuevas modificaciones sobre el mismo. No es que sea un sistema innovador, pero sí bastante acertado y que motiva al jugador a dominar todos y cada uno de los movimientos del personaje. Aparte de los típicos combates contra enemigos regulares, el juego se destapa con un enorme elenco de jefes finales que harán las delicias de los amantes al género. Son divertidos, desafiantes y espectaculares, siendo, en mi opinión, uno de los apartados donde el juego brilla con luz propia.

De vez en cuando la acción se ve interrumpida por escenas de infiltración que funcionan a modo de puzle, y que has de superar haciendo uso de los poderes de Drácula. Es importante recalcar la palabra "puzle", porque como es lógico, esto no es una suerte de Metal Gear o Splinter Cell, sino una forma más de resolver un rompecabezas en el que no se exige destreza a los mandos, sino destreza mental. A veces tendrás que pasar desapercibido haciendo uso de la invisibilidad, poseer a otros enemigos para abrir una puerta bloqueada, e incluso sortear una parte del escenario convirtiéndote en rata... Sí, en rata. ¡¡Horror!! Muchos hicieron sangre de esta transformación, y puede que convertirse en rata no sea el poder más "señorial" de Drácula, y que este tipo de jugabilidad no pegue con la saga, pero ¿tanto como para cargarse el resto de la experiencia? No tiene ningún sentido, máxime cuando estas escenas suponen un porcentaje mínimo de una aventura que puede durar fácilmente entre quince y veinte horas.
Si jugablemente apenas he encontrado tachas, a nivel técnico tampoco hay nada que reprocharle. Teniendo en cuenta que se trata de un juego de la generación pasada, luce realmente bien. El apartado artístico es poco menos que excelente, y además la versión PC corre a 60 fps y cuenta con unas texturas en alta resolución que dan bastante el pego incluso hoy en día. Si durante el trascurso de los combates el juego se centra en mostrar unos escenarios amplios y majestuosos, el montaje de las secuencias animadas se encarga de potenciar uno primeros planos que sorprenden por su expresividad. Y todo este buen hacer técnico vuelve a contar con el impresionante talento de Óscar de Araujo, el cual vuelve a crear una banda sonora sublime que se adapta a la ambientación como un guante. No cabe la menor duda de que estamos ante un juego con unos valores de producción más que interesantes.


Lords of Shadows 2 es un juego de acción de corte clásico realmente bien hecho, que ofrece todo lo que se puede esperar de un gran exponente del género. Un sistema de combate bien ejecutado, un elenco de "bosses" de primer nivel, una historia con un rico trasfondo, y una duración bastante generosa. Creo que son argumentos más que convincentes que hacen olvidar los cuatro momentos puntuales de infiltración que propone la aventura, y que repito, ni siquiera me parecen mediocres, sino más bien interesantes. Es, en definitiva, el final que merecía una trilogía capaz de hacerse un hueco dentro de una saga con tanta solera y reputación.

LO MEJOR S
istema de combate muy sólido. 
Audiovisualmente impecable.

LO PEOR 
Las secciones de plataformas son algo rígidas.

8/10

Creeping.

2 comentarios:

  1. El juego está muy bien, pero tengo que admitir que en cuánto a historia me decepcionó mucho comparado con el primero... Siento que podrían haber hecho algo mucho más interesante con el tema Gabriel contra su antigua orden.

    ResponderEliminar
  2. Hola Aryend.

    A mi sí me pareció que la historia estaba bien, aunque eso sí, no al nivel del primero sobre todo en su parte final.

    Saludos.

    ResponderEliminar