Nuevo Canal de Telegram

sábado, 24 de octubre de 2020

ANÁLISIS - Dead Synchronicity

GÉNERO: Aventura gráfica 
DESARROLLADORA: Fictiorama Studios 
DISTRIBUIDORA: Daedalic Entertainment 
VERSIONES: Android, iOS, MacOS, PC, PS4, Switch 
FECHA DE LANZAMIENTO: 10.04.2015 
VERSIÓN ANALIZADA: PC

MISTERIO DISTÓPICO

No existe una fórmula mágica para crear una buena aventura gráfica. Unas fían su éxito a un intrincado diseño de puzles, otras a un cuidado argumento, y algunas, las menos todo sea dicho, se atreven a aportar novedades a un género algo acomodado. Podría decirse que Dead Synchronicity está en un punto medio. Ni es un juego largo ni tiene puzles especialmente rebuscados, y tampoco aporta nada nuevo que no se haya visto antes en otros juegos del género. A cambio, eso sí, ofrece una ambientación que invita a seguir jugando, a no dejar la partida a medias con tal de saber cómo terminará la historia del protagonista. Este es, sin duda, el auténtico motor que da vida al juego.


El punto de partida de Dead Synchronicity no tiene nada de original, más bien todo lo contrario. Michael, el protagonista de la historia, despierta en la cama de una caravana sin recordar nada de su pasado o cómo ha llegado hasta allí. Es el típico caso de amnesia cuyos recuerdos irás desvelando poco a poco a lo largo de la aventura. Lo atractivo del juego sin embargo está en su trasfondo y en todo lo relacionado con su ambientación. Estamos ante un mundo distópico azotado por la Gran Ola, un trágico evento que ha transformado completamente el lugar donde vivimos, en el que además hay que convivir con una nueva enfermedad que convierte a los humanos en "disueltos". ¿Cual es el origen de la Gran Ola? ¿Es posible encontrar una curación para la enfermedad? Son preguntas que tendrán, o no, su respuesta a lo largo de una trama que no se anda con remilgos, y que pone de manifiesto los peores instintos del ser humano ante circunstancias adversas.

Dead Synchronicity ofrece la típica ración de escenarios, personajes, objetos y puzles habituales del género, y solo consigue diferenciarse un poquito de la competencia en la atmósfera que recrea. Es más, como aventura gráfica podría considerarse incluso algo limitada en cuanto a contenido, ya que el número de escenarios es más bien reducido, y los personajes tampoco son especialmente abundantes. Aún así el juego cuenta con un buen puñado de líneas de diálogo tanto para las conversaciones tradicionales como para las descripciones de los objetos o las reflexiones del propio Michael, añadiendo muchos matices al trasfondo de los personajes e historia. Una historia que al principio se desarrolla en muy pocas estancias, pero que se va abriendo poco a poco a medida que progresas, pudiendo visitar nuevos escenarios para resolver puzles que te obligan a ir de un lado para otro hasta dar con la tecla. El diseño de estos últimos me ha parecido correcto, muy en la línea de lo que se ve hoy en día en el género, aunque mucho más simplificados que en las grandes aventuras gráficas de antaño. No recuerdo ninguno que me haya sorprendido especialmente, de hecho dado el reducido número de personajes y situaciones que hay, se podría considerar como una aventura asequible, aunque tampoco extremadamente sencilla. A poco que te encuentres atascado, puedes utilizar el "truco" de probar todo con todo sin dedicarle mucho tiempo, y más pronto que tarde terminarás saliendo del embrollo. Por otro lado es justo reconocer la coherencia de prácticamente todos los puzles, y rara vez has de hacer un uso rocambolesco de los objetos de tu inventario.

Como ves, Dead Synchronicity no parece una aventura gráfica especialmente atractiva o recomendable, sobre todo para aquellos que han probado las mieles del género. Sin embargo se las apaña para mantenerte enganchado al monitor gracias a una intrigante historia que sabe cómo captar tu atención. Todo el juego está rodeado de un halo de misterio muy bien implementado, y además el mundo que propone es duro, desolador y con momentos que podrían calificarse de "crudos". Fictiorama no se ha andado con paños calientes en este sentido, y si tiene que mostrar alguna escena desagradable, lo hace, cosa que se agradece y que definitivamente le da ese plus de atractivo que de otro modo no tendría. Sin ese argumento y, sobre todo, la forma en que se va desarrollando, estaríamos ante una experiencia mucho peor de la que finalmente ha sido. También tiene mucho que decir al respecto un apartado audiovisual que puede parecer algo descuidado, pero nada más lejos de la realidad. Tanto los personajes como los escenarios cuentan con un diseño muy sencillo y pocos frames de animación, que más que un videojuego al uso da la sensación de estar viendo un cómic animado de colores tristes, pero eso sí, estupendamente ambientado. Podrá gustar más o menos, pero personalidad tiene un montón. Como nota negativa, a pesar de tratarse de un juego desarrollado por un estudio español, las voces se encuentran en inglés.

En definitiva, puede que algunos echen en falta algo más de ambición y complejidad en su desarrollo, pero aún así Dead Synchronicity me ha proporcionado una muy buena experiencia. No es ni de lejos una aventura gráfica que vaya a romper moldes, o que destaque por su intrincado diseño de puzles; pero a su manera, tirando sobre todo de una llamativa historia, ha terminado cumpliendo su objetivo.

LO MEJOR 
Buena historia y ambientación. 
Diseño artístico con personalidad. 

LO PEOR 
Puede resultar una aventura algo corta.

7/10

Creeping.

No hay comentarios:

Publicar un comentario